El turismo en León vive años de crecimiento. Y su catedral tiene mucho que ver porque es parada obligada de todos los visitantes. La evolución del censo de peregrinos que realiza la Asociación local del Camino de Santiago refleja un incremento superior al 1.000 % en menos de veinte años, al pasar de los 3.678 peregrinos registrados en León en 1997, a los 52.426 del año pasado. Por eso recogimos en la versión impresa la opinión de los responsables de dos instituciones, pública y privada, que velan para preservar y difundir el Camino de Santiago en León, y la de un grupo de peregrinos anónimos. En este resumen para la versión digital les ofrecemos una selección de firmas y dedicatorias de los personajes históricos que han visitado la Pulchra y que se encuentran en cinco libros de firmas custodiados en el Archivo Catedralicio.

(…) Papas, cardenales, reyes, nobles, aristócratas, historiadores, artistas y destacadas figuras políticas han dejado como legado de su paso por la Catedral de León ilustres firmas para la historia a lo largo de los cinco libros de visitas que el templo leonés contiene. Cinco documentos históricos que, gracias a las firmas autografiadas de tan destacadas personalidades, se han convertido desde 1883 y hasta nuestros días en un valiosísimo recorrido por la historia de León, de España, del mundo y, en definitiva, de la Iglesia Universal.

Primer libro. Volumen de ciento cuarenta y cuatro páginas que abarca el periodo entre 1883 y 1890. Un documento de incalculable valor que nos permite conocer hoy en día las relaciones entre las personalidades más destacadas de aquel momento y su especial vínculo con la Iglesia y la Catedral de León.

Este histórico ejemplar comienza con una ilustre rúbrica y con una no menos curiosa anécdota. La primera firma y extensa dedicatoria en italiano que podemos observar en las páginas de este primer libro es la del papa Juan XXIII, Angelo Giuseppe Roncalli, el cual visitó la Catedral de León el 24 de Julio de 1954 en condición de Cardenal y Patriarca de Venecia, cuatro años antes de su elección como sumo pontífice en el cónclave de octubre de 1958. La anécdota: Al entonces cardenal Roncalli le entregaron en 1954 para que estampara su firma el primer libro de visitas de 1883 en lugar del volumen que por cronología le correspondía.

También cabe destacar en este primer volumen la firma en la página siete del historiador, antropólogo y fundador del Museo Arqueológico, el canónigo leonés Juan López Castrillón, mecenas del arte en la provincia de León y promotor de destacadas excavaciones arqueológicas, el cual dejó su huella en la Catedral de León en enero de 1889 con unas cariñosas palabras (cita incluida en versión impresa), con lo que elogia el valor de las innumerables labores de conservación y mantenimiento que se venían acometiendo por entonces en el siglo XIX.

Segundo libro. Apenas tiene cuarenta y siete páginas y recoge numerosas firmas autógrafas que abarcan el periodo desde 1890 hasta 1951. Descubrimos aquí la rúbrica más interesante en la página catorce: la del político, filósofo, jurista e historiador español Francisco Pi y Margall, el cual fue el segundo presidente del Poder Ejecutivo de la Primera República de España entre el 11 de junio y el 18 de julio de 1873. Visitó la Catedral de León el 16 de septiembre de 1891 escribiendo las siguientes palabras: (cita incluida en versión impresa)

Tercer libro. Nuestro recorrido por la historia a través de estos codiciados libros de rúbricas nos conduce a la época entre 1929 y 1939 gracias a un tercer volumen de doscientas páginas que complementa al libro anteriormente citado. La investigación nos lleva a contemplar infinidad de firmas anónimas, de particulares y peregrinos, de aristócratas y nobles, y otras muchas rúbricas de militares que, debido a la complicada situación de la religión en España en este delicado periodo, se animaron a estampar su firma en la Pulchra. Este tercer libro comienza con la extensa y poética declaración de amor de Ángel Vegué y Goldoní, profesor de la Escuela de Estudios Superiores del Magisterio y secretario de la Real Academia de Bellas Artes de Toledo, hacia la propia Catedral leonesa, con fecha de 19 de abril 1929: (cita incluida en versión impresa).

Cuarto libro. El marcado periodo de posguerra entre 1939 y 1948 también cuenta con su propio libro de visitas de la Catedral, un ejemplar de trescientas páginas en el que aparecen infinidad de rúbricas de visitantes anónimos que nos lleva a sugerir que este álbum de firmas en concreto debiera estar a la entrada de la Catedral de León para que todos los visitantes pudieran dejar su humilde legado en forma de rúbrica.

Quinto libro. De treinta y cinco páginas. Comprende la época de 1970 a 2013. Comienza, en el primer folio, con una dedicatoria muy especial, la dedicada por Luis Almarcha Hernández, Obispo de León entre 1944 y 1970: (cita incluida en versión impresa).

La familia real española también tiene destacada presencia en este quinto libro, ya que éste nos muestra hasta en dos ocasiones las firmas de los reyes eméritos de España D. Juan Carlos I y Dña. Sofía. La primera vez, podemos observar como en la segunda página de este volumen firman, el 5 de mayo del 1970, Juan Carlos y Sofía en condición de príncipe y princesa de España en una visita en la que debieron ir acompañados por el entonces ministro del Ejército del gobierno de Francisco Franco, Juan Castañón de Mena, del gobernador civil de León, Luis Ameijide, y del alcalde de León, Manuel Arroyo Quiñones, cuyas firmas también se encuentran en el dorso de esta segunda página(…)También el actual rey de España, Felipe VI, dedica estas cariñosas palabras en su visita a la Catedral de León el 21 de Mayo de 1997 en condición de Príncipe de Asturias y heredero al trono español: (cita incluida en versión impresa).

(….) Y en el ámbito internacional también nos encontramos con distinguidas dedicatorias como la del actual príncipe de Japón, Naruhito, hijo mayor del emperador Akihito y de la emperatriz Michiko y el primero en la línea de sucesión para convertirse en el 126º emperador del pais nipón, el cual se mostró impresionado por la Catedral de León el 27 de agosto de 1985 a lo largo de una visita por tierras de Castilla y León en las que tuvo la oportunidad de conocer además de León, Segovia, Ávila, y Salamanca. Finalmente, citemos también la firma del presidente electo de Colombia, Misael Pastrana Borrero, el cual, junto a su esposa María Cristina Arango, dejaron plasmadas en la cuarta página de este libro de ilustres visitantes sus firmas como recuerdo de su paso por la Pulchra en 1970(…).